Como bien sabemos el descanso es una de las rutinas diarias más importantes para conservar un buen estado de salud. Sin embargo, entre el 6 y el 10% de los individuos experimentan insomnio, condición que impide la realización de este descanso. El insomnio es un factor de riesgo para el desarrollo de alteraciones emocionales, ansiedad e incluso abuso de sustancias, factores que afectan notablemente a la salud pública. Cabe destacar que alrededor del 40% de los trastornos de insomnio son heredables, indicativo de que el componente genético es capaz de explicar casi la mitad de los trastornos por insomnio de los individuos. Por ello, conocer nuestra genética puede ser clave para tomar medidas preventivas.

Carrito de compra
Ir arriba