La vitamina A (liposoluble) es un nutriente esencial para una piel saludable. Presenta dos formas en la naturaleza: la forma activa, el retinol, procedente de alimentos de origen animal, o los beta-carotenos, que son precursores de éste y proceden de fuentes vegetales. Existen diferencias individuales en la eficiencia de transformación de los beta-carotenos para la obtención de la forma activa, el retinol. Por ello, aquellas personas con una baja capacidad de transformación, especialmente si siguen dietas ricas en productos de origen vegetal, necesitarán incrementar su ingesta de vitamina A activa, para poder mantener unos niveles adecuados.

Carrito de compra
Ir arriba