A nivel muscular, el ejercicio físico produce un cierto grado de inflamación y estrés oxidativo. Estos procesos son identificados por el cuerpo como un desequilibrio al cual responde adaptando la composición del músculo y produciendo mejoras en el sistema antioxidante. Estas dos respuestas son naturales y tienen efectos positivos sobre el organismo. Sin embargo, si el cuerpo no dispone del tiempo de descanso suficiente para adaptarse, se llega a un estado de fatiga que puede tener repercusiones sobre la salud. El tiempo de recuperación depende de la condición física, la experiencia, factores ambientales y la nutrición, pero existe un componente individual que hay que tener en cuenta.

Carrito de compra
Ir arriba