Los ligamentos y los tendones son estructuras involucradas activamente durante la práctica deportiva. Los tendones unen los músculos con los huesos transmitiendo la fuerza para producir el movimiento, mientras que los ligamentos conectan y estabilizan segmentos óseos, como las articulaciones. Ambas estructuras están compuestas en gran medida por colágeno, por lo que la producción de esta proteína es esencial para el mantenimiento de su estabilidad, flexibilidad y elasticidad. Existe un componente individual que implica una menor producción de colágeno y que predispone al desarrollo de lesiones, siendo esto un motivo para la inclusión de ejercicios específicos enfocados a su prevención.

Carrito de compra
Ir arriba