El gasto energético en reposo o gasto metabólico basal es la energía que necesita nuestro organismo para realizar las funciones vitales básicas como mantener la contracción del corazón, regular la dilatación de la caja torácica para respirar y para mantener una temperatura corporal normal, entre otras. Tener un mayor gasto energético en reposo puede ayudarnos a realizar más fácilmente un balance energético negativo en caso de querer realizar una pérdida de peso. Sin embargo, nuestra genética es capaz de condicionar este gasto energético e incluso dificultar la obtención de este balance energético negativo, necesario para la pérdida de peso, estableciendo un gasto energético en reposo escaso.

Carrito de compra
Ir arriba